Conoce la vida del poeta y diplomático precursor de la generación del 98, que cumple 120 años y tanto dio a la literatura española.

Ganivet fue desde muy joven un formidable estudiante de letras en la Universidad de Granada. Mientras vivía en su ciudad natal estudió simultáneamente las carreras de Derecho y Filosofía y Letras. Dos años antes de acabarlas se mudó a Madrid a terminar sus titulaciones mientras se preparaba las oposiciones para ser bibliotecario. En esos años conocería a Miguel de Unamuno, con quien entabla amistad al prepararse la cátedra a profesor de griego, que finalmente no consiguió. El granadino orienta entonces su carrera a su titulación de Derecho y empieza a adquirir formación para el mundo político, que le llevaría lejos de su querida Granada, de la que no dejaría de escribir.

Con 24 años conoce a su primera pareja, Amalia Roldán, con quien tendría dos hijos. Poco después de nacer el segundo fue designado para trabajar en consulados de países extranjeros, como Bélgica, Finlandia y Suecia. Empezó a aprender idiomas del este, a tocar el piano y a escribir poesía. Cuando conoce a su profesora de idiomas comienza su época de locura y producción artística. Se enamora profundamente de ella pero no es correspondido, y comienza una etapa en la que se ve escribiendo poesía sin saber cómo ni por qué. Lo hace en español, francés y en los idiomas nórdicos que aprende con Mascha Diakovsky, en los que se desenvolvía lo suficiente para hacer poesía y dedicarle un poemario. Además de caer enamorado sin remedio, entre las preocupaciones de Ganivet figuraron el conflicto del país y las últimas colonias perdidas, y empieza a escribir mucho sobre el pasado y el porvenir de España y de Granada. Deprimido por estar lejos de su casa y no sentir el amor correspondido de Mascha, muere a los 32 años, dejando su legado una influencia enorme para la generación de poetas del 98, que surgió de la profunda crisis moral y social de la España del siglo XX que vivieron Azorín, Antonio Machado, Pío Baroja, Valle-Inclán… quienes encontraron un espejo donde mirarse en Ángel Ganivet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This