Hoy es el día mundial de la salud y queremos celebrarlo con 10 consejos sencillos de aplicar para mejorar la alimentación de nuestro día a día. Algunas son recomendaciones que la OMS difunde habitualmente y otras son recomendaciones que salen de las cocinas de Tavola News. ¡Atentos!

  • ¿Cocinando con aceite? Mejor a fuego lento. El aceite de oliva mantiene sus incontables propiedades cuando no lo exponemos a altas temperaturas, así que en caso de cocinar con aceite, mejor a la plancha que frito. Llevará un poco más de tiempo, pero vale la pena. Si no sabes cuánta temperatura es suficiente, fíjate en el humo que sale del aceite: es la señal de que está empezando a evaporar sus beneficios.

 

  • Fruta antes que zumo. Tomar zumo recién exprimido está bien, pero si decides tomar la pieza de fruta, mejor que mejor. La razón es que el zumo pierde la fibra y mantiene una alta cantidad de azúcar naturalmente presente en la fruta. Comiendo la fruta entera, la fibra actúa como regulador del azúcar, quedando en un alimento mucho más equilibrado.

 

  • Sé creativo con las especias. No hay nada como una mezcla personal de condimento para añadir a nuestros platos. Las especias, el aceite, las semillas, los frutos secos y una gran cantidad de alimentos pueden servirnos para aderezar nuestros platos de forma más saludable que con salsas.

 

  • Aumenta el consumo de alimentos crudos. Las verduras sin cocinar aportan más fibras, disminuyen la cantidad de calorías consumidas, aportan antioxidantes naturales y contribuyen a mantener una adecuada presión arterial. La OMS recomienda comer 5 piezas de frutas y hortalizas al día (se excluyen de las hortalizas la patata, boniato y otros tubérculos con féculas).

 

  • Come variado pero en poca cantidad. Una dieta aburrida nunca va a funcionar, por eso debes incorporar a tu dieta diaria alimentos de todo tipo: legumbres, verduras, pastas, carnes, pescados, etc. pero siempre en cantidades moderadas; todo lo que ingerimos suma calorías así que si tu objetivo es mantener un peso saludable opta por comer en plato pequeño y comer cada día alimentos de cada grupo.

 

  • Regula el consumo de sal. La disminución del consumo de sal previene la hipertensión. La clave está en cocinar con poca sal y añadir a tus platos hierbas aromáticas para realzar su sabor. También puedes sustituir la sal de mesa por otras especias como sal de ajo.

 

  • Haz ejercicio cada día. La actividad física ayuda a quemar calorías, es buena para el corazón y para la salud y el bienestar general. Intenta hacer 30 minutos de ejercicio al día (adaptado a tu estado). Y recuerda que hacer ejercicio siempre es más efectivo que dejar de comer.

 

  • Haz de los frutos secos tu aperitivo. Los frutos secos son el mejor alimento para picar entre horas. Intenta comprarlos naturales en lugar de fritos o tostados: son el mejor sustituto de dulces, patatas fritas y snacks similares.

 

  • Intenta comer más temprano. Los españoles somos conocidos en Europa por ser los que más tarde almorzamos y cenamos. El amplio horario de luz solar que tenemos influye mucho en esto, pero recuerda que adelantando una hora el horario de las comidas, el cuerpo tendrá más tiempo para hacer la digestión antes de dormir. Esto influye en el bienestar y se nota especialmente al cenar temprano.

 

  • Bebe mucho líquido. Recuerda beber al menos 1,5 litros de líquido al día, preferiblemente agua. Cuando llega el calor o al hacer deporte hay que aumentar la cantidad. Beber agua es la mejor manera de complementar una buena alimentación, puesto que la hidratación es la mejor manera de liberar toxinas y los deshechos del organismo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This