En plena Carrera del Darro, tras pasar Plaza Nueva, los turistas pueden encontrar la casa donde nació Mariana Pineda en septiembre de 1804, quien a pesar de ser de familia noble, quedaría huérfana siendo muy joven y quedó bajo la tutela de su tío paterno. Hoy en día la casa es un local para el hospedaje que tiene características de museo histórico, con una placa en memoria de la heroína granadina que murió en defensa de la libertad.

 

placa-mariana-pineda

Placa a Mariana Pineda en la casa donde nació

Nació a los pies de la Alhambra, y sus últimos días los pasaría en lo que hoy es el centro de la ciudad. En la calle Águila, en los alrededores de Obispo Hurtado, está la casa donde residía cuando las autoridades encontraron la bandera por la que fue arrestada, con un lema a medio bordar: “libertad, igualdad y ley”. Esa casa obtuvo el título de Centro Europeo de las Mujeres, un lugar de encuentro para estudio y reflexión sobre género e igualdad de oportunidades para mujeres y hombres. No muy lejos de la calle Águila, en la antigua calle Verónica, se encontraba el Beaterio de Santa María Egipciaca, donde vivían las monjas conocidas como las “Recogidas”. Eran mujeres que tuvieron una vida difícil y empezaron una segunda etapa como monjas, siendo a menudo atendidas por Mariana Pineda. Aquella calle era por todos conocida por el convento, por lo que era inevitable que la calle Verónica acabase llamándose calle Recogidas.

 

 

 

Entre aquel convento y el Triunfo pasaría Mariana sus últimas horas de vida. Al ser ajusticiada las autoridades le prometieron perdón a cambio de delatar a sus compañeros liberales. “Nunca de mi boca saldrá una palabra indiscreta”, fue su respuesta. Aquella plaza junto a los jardines del Triunfo fue llamada en su memoria Plaza de la Libertad.

 

mariana-bandera-pineda

La bandera que bordó Mariana Pineda

 

Tras diversos intentos de fuga y ante la negativa de Mariana Pineda de delatar a sus presuntos cómplices, fue recluida en el convento de Santa María Egipciaca y, tras un simulacro de juicio, condenada a la pena máxima. De nada sirvieron los alegatos que en favor de la joven dirigió un sector influyente de la ciudad a Fernando VII, pues la sentencia se cumplió el 26 de mayo de 1831 en el granadino Campo del Triunfo. Casi de inmediato, la leyenda popular convirtió a Mariana Pineda en símbolo de las libertades y protagonista de romances de ciego. En torno a su figura y partiendo del mito popular, Federico García Lorca escribió el drama Mariana Pineda, que se estrenó el 24 de junio 1927 en Barcelona, con decorados y vestuario de Salvador Dalí.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This